<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9252516\x26blogName\x3dRadicalmente+Liberal\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://radicalmenteliberal.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://radicalmenteliberal.blogspot.com/\x26vt\x3d338769572517742805', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

25.4.05

Rajoy califica de RADICAL al gobierno de ZP

Tontería política del mes: Rajoy califica de radical al gobierno centrista de ZP. Después en un preocupante giro “buttiglionesco” dice que el gobierno provoca al Vaticano al aprobar el matrimonio homosexual. ¿Está el líder del PP al servicio de un Estado extranjero? Tema serio.

34 Comentarios:

Blogger Daniel Rodri­guez escribe...

Nipho, si hay algo que suena ridículo es tratar a quienes están más o menos de acuerdo con los postulados de la Iglesia como gente "al servicio de un Estado extranjero". No corrompas tus ideas con un argumento tan pueril. Podrás quejarte si así lo estimas de una excesiva influencia de la moral de una enorme congregación religiosa, pero pretender que esa influencia se debe a ser "un estado" suena a risa, de verdad.

8:15 p. m.

 
Blogger Dodgson escribe...

Lo de "giro 'Buttiglionesco'" es aparente, no hay quien lo pille, pero es aparente.

Lo que más me gusta es que lo de "radical" te duela. ¿Pero no es así, que ZP provoca el aplauso de los radicales? No es una tontería, hombre.

Aclárate.

PFffffafafajuajuajuajaujuajua

8:30 p. m.

 
Blogger rojobilbao escribe...

joder, es increíble que no podamos estar tu y yo de acuerdo Nipho. pero es que en nada. Comienzo a apreciarte. Será porque me arrancas sonrisas.

8:34 p. m.

 
Blogger rojobilbao escribe...

joder, es increíble que no podamos estar tu y yo de acuerdo Nipho. pero es que en nada. Comienzo a apreciarte. Será porque me arrancas sonrisas.

8:34 p. m.

 
Blogger The happy butcher escribe...

Como muchos sabrán, servidor es más ateo que una piedra, y me he ganado galones al respecto.

Ahora bien, lo que dices de que el PP está protegiendo los intereses de un estado extranjero es una bobada que únicamente te desacredita.

El PP es un partido de corte católico. Punto. A partir de ahí, tampoco es demasiado atinada la afirmación de Rajoy. Pero bueno... puestos a decir burradas... estamos ante un duelo interesante... pero creo que ganas.

8:43 p. m.

 
Blogger David Estellés escribe...

La verdad es que las declaraciones del lider del PP no son muy afortunadas, pero tiene razón Daniel cuando dice que no se trata una actitud servil hacia un 'Estado extranjero' sino de una excesiva influencia de la moral que profesa la Iglesia Católica.

8:57 p. m.

 
Blogger Asertus escribe...

De todas maneras es lógico que un partido más bien "democrata cristiano conservador" que liberal haga esas declaraciones....

Tanto intentar vendernos el liberalismo del PP para luego mostrar la patita con la ideología real: intervencionismo nacional católico... Y hay demasiados ejemplos de esto...

El que el PSOE muchísimo menos liberal en lo económico y bastante peor para el país en general no debe nublarnos totalmente...

Saludos

10:13 p. m.

 
Blogger Carmen escribe...

Yo sí creo que Rajoy defiende los intereses de otro Estado y no del español. Nuestro país debe tener unas leyes que garanticen que cada uno de sus ciudadanos pueda vivir según su moral, no según la moral de la Iglesia, y para ello hacen falta derechos, como el que el otro día se les otorgó a los homosexuales. No se puede legislar en función de una única moral, sino en función de la libertad individual siempre que ésta no perjudique a nadie, y creo que el matrimonio entre gays no incumbe a nadie más que a ellos.

www.fernandezaguilar.com/bitacarmen

P.D. por fin puedo comentar! No sé exáctamente cómo pero me he registrado en blogger (me salía error todo el rato).

10:20 p. m.

 
Blogger Dodgson escribe...

"No se puede legislar en función de una única moral, sino en función de la libertad individual siempre que ésta no perjudique a nadie, y creo que el matrimonio entre gays no incumbe a nadie más que a ellos."

Exactamente, está legislando ZP con su moral, la típica socialista de "conceder derechos" como hace con el dinero, es decir, dar derechos que no le corresponde dar.

De todas maneras, además, es falaz el argumento. No sé cómo puede "incumbir sólo a ellos" cuando se está metiendo por el medio al estado, que se pretende que certifique ese tipo de uniones. La cosa ya no es privada puesto que se sustrae una institución tradicional, se hace dueño de ella el gobernante sin más consenso y se proclama el "progresismo" de la cachiporra.

No se ha escuchado a nadie que se oponga y se están falsificando los argumentos de los contrarios a esa ley a partir de otros razonamientos, como el que comento, no sólo falaces sino contradictorios.

Es el gobierno del diálogo que insulta y descalifica a quien se le opone con argumentos. Claro está, hay quien le aplaude.

Me hacen gracia los de la "imposición moral" cómo se ponen a imponer a insultos y descalificaciones.

10:33 p. m.

 
Blogger Dodgson escribe...

"..., y para ello hacen falta derechos, como el que el otro día se les otorgó a los homosexuales. "

Merece la pena recalcar esto. ZP desde el pedestal del poder del estado otorgando derechos.

¿Y esta gentecilla se dicen liberales?

10:35 p. m.

 
Blogger Daniel Rodri­guez escribe...

Carmen, has hecho un enunciado en tu primera frase y nada de lo que has dicho después prueba tu enunciado. Hablas inmediatamente después de la moral de cada uno y no de la moral de la Iglesia. ¡Pues claro! ¡Estamos hablando de una confesión religiosa, la Iglesia Católica! Lo ridículo es pretender que la influencia de la misma se debe a la existencia del estado vaticano. En tal caso, hemos de suponer que los evangélicos no tienen ninguna influencia en EEUU porque no tienen estado propio. Utiliza mejor las herramientas de la lógica, por favor.

10:37 p. m.

 
Blogger Nipho escribe...

No es justo –es desleal- con España calificar de “provocación” hacia otro Estado, el Vaticano, una medida (el matrimonio homosexual) aprobada por una amplia mayoría de los representantes del pueblo español.

Intuyo que ni el más destacado de los dirigentes del partido-vaticano, Buttiglione, sería tan desconsiderado con el gobierno de centro-izquierda de su país de tomar una decisión que no agrade a la jerarquía católica. El parlamento de España no toma decisiones con el fin de “provocar” al Vaticano. Eso es delirante. Afortunadamente ni Buttiglione ni Navarro Valls llegarían a tanto. Rajoy y la derecha “liberal” española, sí. Pero Rajoy no lo volverá a hacer. Se ha equivocado.

10:48 p. m.

 
Blogger Dronte escribe...

No sé yo hasta que punto los intereses de la Iglesia son los intereses del Vaticano. Pero sí que me parece indignante el juego en el que estamos entrando. De todas formas, era de esperar.

Tenemos en el Gobierno a una oposición incapaz de gobernar; y tenemos en la oposición a un gobierno incapaz de opositar. Un juego extraño en el que las creencias más profundas de la gente se están usando como artillería. Por favor, este no es el camino.

¿A que se juega en Madrid?

11:00 p. m.

 
Blogger Dodgson escribe...

"El parlamento de España no toma decisiones con el fin de “provocar” al Vaticano."

Es que don Mariano no ha dicho que el fin haya sido el de provocar. Lo más cercano es "suscitar" y más bien es interpretación del periodista.

Bueno, ya van dos meteduras de pata "de manual". Tocaba meter "deslealtad" y se mete a martillazos.

Te veo muy torpe en esta vena jacobina de un estado que marca las reglas morales.

¿Liberales? ¿dónde? Aquí veo pocos.

1:31 a. m.

 
Blogger Sirajoyfueraliberal escribe...

Más que los intereses del Vaticano de lo que se trata es de los intereses de millones de españoles que son católicos.

9:22 a. m.

 
Blogger JSM escribe...

Lo más grave de todo es que esas declaraciones están hechas en territorio extranjero y para más INRI en el Vaticano. Yo las ví en el telediario de la primera cadena y estaban claramente relacionadas con la decisión del parlamento de aprobar los matrimonios homosexuales. Son sin duda más propias de un paranóico del ala dura de Familia y Vida metido a defensor del Vaticano que de un líder del centro-derecha que quiere aglutinar a la mayoría natural.

11:20 a. m.

 
Blogger Burguerliberal escribe...

El único liberal que hay aquí, como siempre, eres tu Perico, a pesar de que jamás hayamos leido ningún indicio de liberalismo en tus escritos; insultos si y ahora le tocaba a Carmen. Recuerdas a los antiglobi neotrotskystas rancios que pueblan los foros para llamar imperialista al servicio del capital a todo el que no piensa igual.

"Más que los intereses del Vaticano de lo que se trata es de los intereses de millones de españoles que son católicos"

Los homosexuales no son católicos¿?Qué derechos de los católicos se han vulnerado¿?. Pedro Zerolo y su pareja pagan los mismos impuestos, o incluso quizá más( por aquello de la renta de cada uno ), que tu, luego ante la ley deben ser exactamente iguales. Es un principio liberal muy viejo esto de la equiparación jurídica.

De todas formas muchas veces con la derecha, como con la izquierda otras tantas, es inútil defender ciertas cosas: al fin y al cabo, la misma derecha y los mismos liberales anarcorothbardilerianos de hoy, eran los que anteayer se disfrazaban de legionarios de Cristo, cogían sus porras y daban ostias a las ginecólogas que trataban de explicar que era eso de los métodos anticonceptivos. Y la Iglesia, tampoco ha cambiado: es la misma que en la Edad Moderna se oponía a la práctica de autopsias, por ejemplo.

12:05 p. m.

 
Blogger The happy butcher escribe...

A ver, burger...

Lo que tenía que hacer Estado es dejar de poner matrimonios, tanto homosexuales como heterosexuales. Esa es una cuestión absolutamente privada.

Lo que tendría que hacer el Estado es ahorrarse el dinero en tales impuestos y devolvérselos a sus legítimos dueños. Entre otros, yo, que soy soltero, heterosexual y también lo necesito. Y no soy rothbardiano.

misma derecha y los mismos liberales anarcorothbardilerianos de hoy, eran los que anteayer se disfrazaban de legionarios de Cristo, cogían sus porras y daban ostias a las ginecólogas que trataban de explicar que era eso de los métodos anticonceptivos.

Tal y como los dibujas, los pones como si fuera la Falange, algo que dista mucho de la realidad. Entre otras cosas, porque no veo yo demasiado Rothbardista durante la época de Franco y la censura. Y la Iglesia también ha cambiado. Poco, pero lo ha hecho.

1:35 p. m.

 
Blogger Carmen escribe...

Perico: me dejas impresionada, ¿cómo que ZP está legislando según su moral? Lo que está haciendo es darles los mismos derechos a los homosexuales que al resto de españoles, no creo que haya moral por ningún sitio en esa decisión. O es que la opción sexual ha de determinar los derechos civiles de los ciudadanos de este país???????!!!!
Lo de que les incumbe sólo a ellos era la conclusión de la máxima del liberalismo, es decir, un Estado de derecho ha de dar cobertura bajo su seno a todo aquello que no perjudique a terceros, y que dos gays se casen no perjudica a nadie! Es un contrato (CONTRATO!!!) entre dos personas, nada más.

Daniel: en parte tienes razón sobre mi comentario, pero lo hice rápido y no le dí más vueltas. A ver, creo que Rajoy defiende los intereses del vaticano porque es ese Estado el que vela por los dogmas y la moral católicas, y Rajoy está poniendo delante de las necesidades sociales de un Estado de Derecho democrático una moral concreta, la católica, y por ello pone por delante los intereses del Estado Vaticano que los de España. No creo que haya ningún argumento liberal que permita defender la negación de derechos a dos personas por ser homosexuales sinceramente.

Saludos a todos!

www.fernandezaguilar.com/bitacarmen

6:21 p. m.

 
Blogger Roberto Suárez escribe...

¿De qué mayorías hablamos? Porque entonces a callarse todo quisqui con respecto a la guerra de Irak, que el PP tenía mayoría, no te fastidia... Los que sacralizáis la democracia hasta el punto de utilizarla como argumento de autoridad por encima de los derechos individuales, tenéis un peligro...

Respecto a los homosexuales y los pretendidos derechos. ¿Desde cuándo es un derecho para un liberal que el Estado te reconozca una unión? Es de traca. ¿Los argumentos jurídicos aquí no pintan nada? Porque hablar de equiparación jurídica cuando todo dios en el ámbito legal dejó claro que era una estupidez llamar matrimonio a lo que no lo es...
¿Y la tradición? O si lo preferís, la evolución social. ¿O Hayek era un pre-neocon? ¿Acaso estaban discriminados con la figura de la pareja de hecho? Por favor...

Y Javi, ¿de verdad sabes quién era Rothbard? Igual te crees que era el tío abuelo de Escrivá. Buff.

7:18 p. m.

 
Blogger Dronte escribe...

Ninguna mayoría. Lo cierto es que me importan un pimiento las mayorías, pueden hacer lo que les de la gana. Mientras traten de imponer su moral sobre otras: estaré en contra. No hay mayoría que legitime el pisoteo de los derechos y las libertades. Sea católica o animista, poco importa.

¿Tradición? Otra que tal baila... Si la tradición es mutilar los genitales femeninos ¿debemos respetarla? Si la tradición es que el Estado se apropie de lo que no le corresponde ¿Debemos respetarla? NO. Por favor, la tradición no siempre es buena.

En Rajoy vemos las características del político moralizador. Y es más serio de lo que parece, pues aunque algunos sigan pensando que es el símbolo del liberalismo español no es más que un conservador recalcitrante.

Parece que aquí sólo se es liberal para lo que interesa; esto es, para ganar elecciones

9:03 p. m.

 
Blogger Burguerliberal escribe...

"¿Y la tradición?". ¡Eso, mantengámosla con todas sus consecuencias!Como buenos liberales, respetemos la tradición...o era como buenos carlistas¿?Buff, eso digo yo, buff...

Happy Butcher: sabes de sobra que no me estaba refiriendo precisamente a ti, si eso es lo que puedas haber pensado. Ni tampoco he comparado a la Falange con lo que yo llamo anarcorothbardilerianos. Sólo digo que siempre ha habido individuos y asociaciones de estos que se han opuesto a cualquier cambio a pesar de autoconsiderarse lo más avanzado de la sociedad. Los que hace dos siglos y medio rechazaban la entrada de ideas ilustradas en España, son hoy los que abanderan aquellos cambios. Igual que la Constitución o el Estatuto de Gernika o...

El Estado no debe conceder ningún derecho porque es el individuo el sujeto que los posee: sólo debe limitarse a garantizarlos. Y el matrimonio no creo que sea uno de ellos, es más opino como Happy Butcher. Eso si, si fuera yo el único diputado liberal en Madrid hubiera presentado una ley para la desaparición de la intromisión del Estado en la intimidad de las personas, y de ser esta propuesta rechazada, entonces si, votaría a favor de dicha ley. Por eso respaldo esta ley sin hacerme pasar por un antisistema que oculta su rostro reaccionario ( no es tu caso tampoco este, Happy )

11:52 a. m.

 
Blogger Roberto Suárez escribe...

Dronte, ¿acaso no es imponer una moral determinada que el Estado deba legitimar uniones privadas que son plenamente libres? Y luego los puristas somos los demás. Menuda conquista social. Porque la Iglesia en ningún momento pisa derecho alguno; recordemos que el poder es estatal, leñe.

Respecto a la tradición, la he matizado de inmediato con la referencia a la evolución histórica. A ver si leemos con más atención si queremos debatir. El Estado es tradicional y me parece abominable, por ejemplo. Simplemente digo que instituciones milenarias que han sobrevivido libremente merecen cuando menos un análisis respetuoso. ¿La ablación? Menudo ejemplo. Que yo sepa, nadie se la hace voluntariamente, y si así fuese allá la protagonista. No tengamos tanto miedo a las palabras, pues.

Respecto a Rajoy, no sé quién le considera liberal. Yo desde luego NO. Ni creo que él mismo así se defina, lo que ya es sintomático. Es, efectivamente, tan moralizador como el resto de social-conservadores.

Javi, date por contestado con lo anterior. Aunque en tu caso, no hay argumento posible. Tus prejuicios contra todo lo que huela a conservador son también milenarios.

Así que en caso de no ser posible apartar al Estado, lo reforzamos. Eso es gradualismo y lo demás purismos. Rebuff.

4:59 p. m.

 
Blogger Dronte escribe...

Roberto, es cierto que el Gobierno no tiene derecho a legitimizar una relación personal de ninguna forma. Pero en el fondo de la cuestión está el respeto a la tendencia sexual. Recordemos que para la Iglesia la homosexualidad es maligna en si y no sólo pecado. No es de recibo, en un país democrático, salidas de tono como la de los alcaldes "populares".

Con respecto a la tradición, me es indiferente si es evolución social o como quieras llamarlo. Si esa evolución tiene a limitar la libertad o la integridad, estará mal. Yo lo creo así.

Quizá, en mi anterior post parecía que te contestaba sólo a ti (lo que hace la prisa...) pero nada más lejos de la realidad; trataba de hacer crítica a todo lo anterior. En cualquier caso, no se pueden privilegiar unas uniones y no otras (cierto, no es adecuado privilegiar a todas). Menos poder para el Estado, estoy de acuerdo. Pero no convirtamos eso en una excusa para marginar a colectivos minoritarios.

6:18 p. m.

 
Blogger Roberto Suárez escribe...

A ver Dronte, por partes. La Iglesia puede opinar lo que le venga en gana; es legítimo en cuanto que son postulados morales.

El respeto no se consigue vía legislación. Es, al fin y al cabo, algo individual. Pero en cualquier caso, no veo por qué es más respetable que se llame "matrimonio" en vez de "parejas de hecho" o cualquier otra cosa. ¿Por qué están "discriminados" si tan sólo hablamos de una forma de llamarlo?

Y llegados a este punto, pregunto: ¿por qué no se "legaliza" la poligamia o la poliandria? Yo respeto ambas y no reclamo ordenación legal, sin embargo. Es más, están penadas al contrario que la homosexualidad, y no veo que nadie reclame ese "derecho" ni tan siquiera de forma privada.

También las uniones de hermanos, de amigos, etc.

Respecto a los alcaldes objetores, me parece una sandez, la verdad. Al fin y al cabo, ellos forman parte del aparato estatal, así que deben respetar el juego. Ellos no son los que se casan, como bien matiza Monseñor Amigo.

Claro que la evolución social no legitima algo en sí mismo. Valga el estado como ejemplo. ;) Hay aspectos éticos primero fundamentales, estoy de acuerdo. Pero si vivimos en un régimen democrático, ciertas instituciones se me antojan fundamentales, así sea por mera observación histórica (y tb incluyo al Estado). No sé si ahora me he explicado.

2:41 a. m.

 
Blogger Thomas Crown escribe...

"Y llegados a este punto, pregunto: ¿por qué no se "legaliza" la poligamia o la poliandria? Yo respeto ambas y no reclamo ordenación legal, sin embargo. Es más, están penadas al contrario que la homosexualidad, y no veo que nadie reclame ese "derecho" ni tan siquiera de forma privada.

También las uniones de hermanos, de amigos, etc."

Es inútil discutir con personas que esgrimen semejantes argumentos ya no estúpidos sino puramente homófobos. Nadie ha cuestionado nunca el matrimonio entre heterosexuales, tampoco los liberales antisistema, pero llegados a este punto muchos que os llamais liberales quereis ir siempre "más allá" ( no se sabe más alla de donde ) con tal de que la desigualdad persista.

Rebatir a un antisistema, o a uno que se haga pasar por tal, es absurdo. Yo desistí de hacerlo en mi época universitaria con los extremistas de izquierda, porque cuando les hablabas de las bondades del liberalismo económico te llamaban capitalista como si fuese un insulto, y como no te molestaba tal adjetivo, directamente te llamaban asesino de niños africanos. Pues aquí lo mismo.

Y mientras, en esta mierda de país cañí, de misa de 12 y de Kulturas Kontra las guerras que me parecen, los que nos sentimos liberales seguimos sin saber a quien votar, y seguiremos siendo abstencionistas a nuestro pesar.

12:17 p. m.

 
Blogger Nipho escribe...

Así es, los Kulturetas Kontra las guerras y los liberales antisistema están en permanente pose "anarquista", pero a la hora de la verdad (voto) están al servicio del partido del secretario general de la OTAN y del GAL (los Kulturetas) y del gobierno de la PAC y el despilfarro en la TV pública (los liberales "pata negra"). Estos últimos son precisamente la infantería de la derecha conservadora a la hora de descalificar por "poco liberal" a cualquier opción liberal (radical.es) que aparezca en el horizonte.

Liberales con Fraga en el 82. Liberales-Libertarios con Espe en el 2008. Son los mismos. De risa.

----

Igual podemos hacer una lista antiprohibicionista, radical-liberal en Gerona??? ;-)

2:35 p. m.

 
Blogger Roberto Suárez escribe...

Ya me imaginaba la respuesta. Típica de quienes ven neocones vaticanistas por doquier, tan sólo por no aceptar por las buenas y sin una reflexión lo más coherente posible las "demandas sociales". Típicos ingenieros sociales, vaya.

No sé quién narices se "esconde" tras Thomas Crown, pero David sabe perfectamente que servidor siempre ha defendido que el Estado se aparte de las uniones voluntarias. Podría también poner decenas de enlaces de "liberales antisistema" que llevan mucho tiempo manteniendo esta postura, pero para qué...

Claro que ante la falta de argumentos para pedir más coacción estatal en vez de menos, se recurre a cualquier cosa, como llamar homófobo (que sería algo legítimo, por otra parte, si no pasa de un mero gusto personal) a quien no se conoce en absoluto. Das pena. No pienso justificar mi moral personal, que a nadie importa, y de la que en ningún momento he dado pistas. Hablo de derechos, que es lo relevante en el liberalismo, aunque no nos enteremos.
Supongo que a los liberales gays que les asquea todo esto se les llamará quintacolumnistas. Tremendo.

¿Pensáis contestarme al argumento de la poliandria y la poligamia? Porque bajo los mismos argumentos que defendéis lo actual, no hay disculpa posible para oponerse a esto. Y para colmo, insisto en que incluso está prohibido, no ya legalizado. Pero poco importa la coherencia argumental, aunque la protagonista sea la libertad.
Y la libertad se conquista a pesar del Estado, no con su ayuda. Despreciar este aspecto básico conduce a situaciones paradójicas, como creerse que el liberalismo "social" se basa en chorradas como el matrimonio burocrático. Si me aseguran que a mí no me cuesta un duro, allá cada cual.

Y tus generalizaciones, querido David, te dejan en muy buen lugar. Es muy lícito querer avanzar hacia el liberalismo desde el PP, como lo es con vuestra iniciativa. Y tú conoces mi trayectoria y lo que opino del PP. Esos eslóganes están muy bien para las pancartas, pero en un foro no pasan de ser desahogos sin sustancia.

Un saludo.-

5:23 p. m.

 
Blogger Dronte escribe...

El dogmatismo del que hace gala nuestro amigo Thomas Crown nos muestra que la crítica al Liberalismo de boquilla nos la tenemos que llevar cada uno a su casa. No sé qué de una viga en un ojo.

Yo no creo que los argumentos de Roberto sean un "disfraz de la homofóbia", más bien la actitud de Thomas es un disfraz frente al miedo al debate crítico y fértil. Pero bueno, para gustos colores.

Yo por mi parte tengo que decir (repetir quizá) que el Estado no tiene derecho a reconocer las relaciones personales, ni a favorecer unas sobre otras. Por su puesto es aberrante a mi modo de ver que estén penalizadas poliandria y poligamia, otra muestra más del interés del Estado por moralizar a la población.
También tengo que decir que este argumento no debe servir para favorecer (de forma fiscal, por ejemplo) a parejas heterosexuales sobre las homosexuales. El camino hubiera sido la desregulación del matrimonio tradicional, pero bueno... Entiendo que se puede considerar, no una solución, sino una medida frente a la tradicional "ayuda" a la población heterosexual.

Cierto que la Iglesia puede pensar lo que quiera. Me refería al hecho de que los argumentos que se esgrimen contra la medida no son otros que la moral mayoritaria del Estado y eso no debería ser posible.

No sé, quizá me dejo algo en el tintero. Pero sí creo conveniente decir que lo importante son los argumentos, el debate y no las etiquetas. Al fin y al cabo, ¿Alguna etiqueta puede resumir a un hombre?

6:29 p. m.

 
Blogger Nipho escribe...

No te contestaba a ti, Roberto. Yo no había prestado casi atención a tu comentario, pues escribo, y creo que se nota ;-), aprovechando pequeños descansos – de un par de minutos- en el trabajo.

Simplemente me había parecido interesante el párrafo en el que Thomas Crown, el autor de http://craun.blogspot.com/, hacía una comparación entre “liberales antisistema” y los anticapitalistas de la kultura contra la guerra. Polos opuestos y estrategias igualmente serviles y muy fructíferas para con el socialbipartismo iliberal.

Respecto al bodrio del matrimonio estatal sólo puedo decirte que es probable que la “privatización” del mismo la tengamos más cerca hoy que en los tiempos aquellos de “los liberales con Fraga” (1982, creo). Decirte por último que los liberales sin Fraga ;-) hemos celebrado, sobre todo, que haya caído la señal de prohibido que impedía a un juez conceder la adopción de un niño a una pareja del mismo sexo.

Es probable que, ya en los años en que los liberales y la izquierda hacían fuerza común por despenalizar el divorcio frente a los “Buttigliones”, algunos abanderaran la bandera libertaria del “no es esto no es esto”, proclamando que todo lo que no fuese “privatizar” el matrimonio lo consolidaba.

Con tu apoyo presentaremos en el 2008 una propuesta en sede parlamentaria para “privatizar” el matrimonio. :-))))))))

Un abrazo,
David.

6:53 p. m.

 
Blogger Roberto Suárez escribe...

Dronte, es que a mí lo que me preocupa realmente es que el Estado crezca cada vez más en sus funciones. Por eso mi insistencia. Basta que un colectivo cualquiera salga con no sé qué demanda social y listo. Y no encuentro un argumento ni sólido ni convincente que justifique más estado aún.

También me molesta infinitamente que el "Gobierno del talante" aprueba medidas legislativas sin consenso alguno. Lo venden bien, pero yo no trago. Claro que a mí los modos me importan más bien poco, eso es cierto. Por lo que esto es lo de menos.

Por cierto, eres la primera persona que defiende esta medida y que reconoce la incoherencia con respecto a otros casos similares. Si yo los pongo de ejemplo, no es como excusa, pues no me gustaría que se "regularizasen" también, desde luego. Si no para mostrar la poca solidez de ciertos argumentos.

Y bueno, la manía de algunos de ver motivos ocultos tampoco es nueva. Anda que es "popular" lo que yo defiendo (el minarquismo) como para andar ocultando nada.

Por supuesto, lo de la "moral mayoritaria del Estado" es de traca. La moral es individual. Que yo coincida con posturas moralistas y no legalistas, no quiere decir que compartamos motivos, pero nunca me asustaron las compañías.

Otra cosa es que sienta un gran respeto por las instituciones que surgen libre y espontáneamente. Y al día de hoy, es el caso de las parejas hosexuales que deciden vivir juntas, los hermanos, los amigos, etc... Una realidad anterior al reconocimiento estatal, que ni es necesario ni deseable.

En definitiva, cuando el estado se inmiscuye se crea una polémica por algo que ya es una realidad. Curioso, ¿no?

Un saludo cordial.

2:44 a. m.

 
Blogger Roberto Suárez escribe...

Polos opuestos y estrategias igualmente serviles

Coñe, David. Igual de serviles los liberales ultra-mega-radicales que los socialistas ultra-mega-estatalistas, como que no. xDDD

No sé si está mas cerca la privatización del matrimonio ahora que en el 82 de González. :P Más bien lo dudo, pues el Estado ha crecido, no decrecido con esta nueva medida, en la que se ha desaprovechado una ocasión de oro para hacer propaganda de la libertad de acción sin estado de por medio.
Por cierto, entre aquellos liberales con Fraga se encontraba gente muy interesante, la verdad.

hemos celebrado, sobre todo, que haya caído la señal de prohibido que impedía a un juez conceder la adopción de un niño a una pareja del mismo sexo

Esto es una muestra más de la estupidez estatal, pues los homosexuales ya podían adoptar siendo solteros. No hacía falta reconocimiento, sino menos hipocresía. En cualquier caso, esto es asunto distinto. Lo importante es el menor y no dudo en absoluto que parejas del mismo sexo (o dos amigos que subscriben un compromiso serio) puedan realizar una gran labor. Cada día que pasa encuentro menos argumentos para dudar de la conveniencia al respecto. Así que compartimos en cierta medida la alegría por esto.

Es probable que, ya en los años en que los liberales y la izquierda hacían fuerza común por despenalizar el divorcio frente a los “Buttigliones”, algunos abanderaran la bandera libertaria del “no es esto no es esto”, proclamando que todo lo que no fuese “privatizar” el matrimonio lo consolidaba

Fíjate lo importante que es esto que dices. ¡¡Es que tendrían razón esos libertario!! Una ley del divorcio es atroz por su mera existencia. Baste mirar la actual (bueno, la pre-actual, pues recientemente han modificado algo). ¿Por qué? Porque el colmo es que el Estado te prohiba dejar de vivir con alguien. ¿Habrá algo más totalitario y sin embargo convivimos con ello a diario? Esto es lo que tiene, una vez más, tolerar las prerrogativas coercitivas de un ente que sin ellas no tiene razón de ser.

En cualquier caso, yo soy gradualista, como es bien sabido (creo). Y la ley del divorcio no deja de ser un paso en la dirección adecuada. Aunque tiene el problema que parece indicar que es el Estado el que tiene que marcar las pautas de nuestras vidas. Me hacía gracia escuchar a la gente en las encuestas callejeras decir cosas como que tres meses era lo mínimo para estar seguro de tomar una decisión correcta (a raíz de la nueva ley, que creo fija ese plazo). ¿Cómo se puede decir eso? ¿Qué sabe un burócrata de casos individuales, concretos? En fin, el Estado...

Pero no es el mismo caso que en la estatalización de uniones. Aquí vamos en dirección opuesta. ¡Ahora veremos a homosexuales que no se podrán divorciar si no cumplen ciertos requisitos! Será paradójico. ;)

Bueno, esperaremos esa propuesta, aunque seríais un pelín incoherentes pidiendo la privatización de lo que primero apoyásteis como creación pública, ¿no? ;)

Un saludo cordial.-

3:06 a. m.

 
Blogger Burguerliberal escribe...

"Yo no creo que los argumentos de Roberto sean un "disfraz de la homofóbia", más bien la actitud de Thomas es un disfraz frente al miedo al debate crítico y fértil. Pero bueno, para gustos colores."

Efectivamente, yo creo que los descalificativos sobran. Los liberales no debemos caer en la trampa del insulto fácil y si creer en el diálogo abierto, en la confrontación de ideas y en el debate honesto y sincero.

12:34 p. m.

 
Blogger Nipho escribe...

"Bueno, esperaremos esa propuesta, aunque seríais un pelín incoherentes pidiendo la privatización de lo que primero apoyásteis como creación pública"

Nunca hemos puesto el acento en el tema del matrimonio homsexual. Creo que JJ.LL ha puesto más énfasis en el tema de la adopción que en el del matrimonio. Te has quedado en los tiempos del viejo decálogo de las viejas JJ.LL a las que pertenecías. Hemos evolucionado mucho. :-))

2:01 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Inicio