<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9252516\x26blogName\x3dRadicalmente+Liberal\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://radicalmenteliberal.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://radicalmenteliberal.blogspot.com/\x26vt\x3d338769572517742805', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

21.3.06

La tercera España

Me apena ver a Rosa Díez castigada en la portada de los periódicos. A su partido no le gusta lo que hace ni cómo lo hace y le han apartado de su trabajo en el parlamento europeo. No dudo de que el trabajo de la señora Díez fuese importante: pero más que las consecuencias prácticas del castigo me apena, y profundamente, la humillación. No es el único caso. Ni socialista ni vasco. Y fuera de esos dos ámbitos hay muchas otras humillaciones políticas dispersas. Gentes desplazadas a los arrabales de los partidos mayoritarios que sólo aguardan a que la vida, o el secretario de organización, les den el último y definitivo empujón. Mientras tanto escriben en los periódicos, en los blogs, participan en las tertulias de radio, se refugian en fundaciones que tienen una vida ondoyante, siempre con el riesgo de producir materiales de una elegancia inútil. Su aleteo es muy apreciado en los medios, porque escapan de las cuotas reglamentarias y del pensamiento adoquinado. Pero respecto a sí mismo, a su vocación, a sus talentos, a sus posibilidades la situación es decepcionante. Porque en realidad les está prohibido lo que mejor saben hacer: política. Es extraño que aguanten esa vidilla. En sus disidencias, que tienen causas dispares, hay muchos elementos comunes. También con las particulares disidencias de muchos otros ciudadanos españoles. ¿Por qué no hacen política entonces? ¿Por qué no ensayan, de nuevo, cual modestos sísifos, la aventura de la tercera España, ahora que el paisaje aparece más bloqueado, más irracional y más estúpido que nunca, pero que, en cambio, y por lo que respecta al horizonte no hay una guerra civil a la vista que vaya a partirlos por la mitad, a ellos y su proyecto? La tercera España, por cierto, es también la tercera Francia, la tercera Inglaterra, la tercera América, la tercera Holanda, la tercera Alemania. Es la concreción de una madurez ciudadana que reclama la ruptura con los sistemas binarios; y que señala, con la aparición de una tercera persona, el fin de la adolescencia narrativa, es decir, el fin de la adolescencia democrática. Es un misterio que tantas gentes dotadas, cuyos problemas con los partidos madres no están al margen de una cierta evolución personal, y de una atracción fatal por el abismo de la inteligencia y el pensamiento independiente, prefieran seguir legitimando la foto fija del chusquero que sanciona, disciplina y extiende ufano el ejemplo en el tentadero. ¿A qué esperan para volver a la política? ¿O es que negociaron seguir limpiando, por los restos, las barbas a la ballena?
----

1 Comentarios:

Blogger Gul-Pah-go escribe...

Os copio mi comentario en Hispalibertas, porque a mi no me apena. Me repugna, pero no por ella.

Rosa Diez cosecha lo que sembro
-lo que sembro al querellarse contra un humorista por hacer una broma (algo macabra) con el «Ven y cuentalo». Porque fue ella, no?
-lo que sembro cuando nos vendia la burra coja y tuerta de que su secretario general y presidente de nuestra (hasta ahora, al menos) nacion no negociaba con ETA (jaja, Rosa, que risa).
-lo que sembro cuando no denuncio que no hubo agresion a Bono en la mani de la AVT (sabe doña Rosa que los detenidos estan libres de cargos y el poli esta encausado?)
-lo que sembro al ausentarse de las convocatorias de la AVT

Pero lo que le preocupa, en sus palabras, es que los sociatas al mando le llamen «alineada con el PP».

Con todo el respeto, me gustaria dedicarle un chiste que me contaron mis hijos peques (10 añitos): Es algo como que te enseñan dos sombreros de esos ingleses de ala ancha, llamados pamela cada uno por separado. Y entonces has de traducir el dos al ingles.

Hac tiempo llegue a la conclusion de que se mataran entre ellos. Y entre ETA y el PSE y el PNV. Y tambien llegue a la conclusion de que seguire luchando por la libertad; pero no perdere tiempo en derramar una lágima por quienes no han tenido la vergüenza ni la dignidad de estar en su sitio.

Defendió usted la decencia en su partido ante los responsables del GAL, de Filesa y del robo, doña Rosa? Cuando defendia a ZP era usted consciente de cuantos de aquella epoca hay en su gobierno de su partido? Cuando se presento a las europeas era consciente de ello? Cuando se presento era consciente de lo que su partido hizo entre el 11 y el 14 de marzo? Venga, menos lobos caperucita. Lo dicho: 2 pamela.

7:41 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Inicio