<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9252516\x26blogName\x3dRadicalmente+Liberal\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://radicalmenteliberal.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://radicalmenteliberal.blogspot.com/\x26vt\x3d338769572517742805', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

14.12.04

José Luis Tapia en Madrid

Hoy resulta evidente que los socialdemócratas, socialcristianos, y socialconfusos, han copado la derecha e izquierda del espectro político con soluciones estatistas. Los de la izquierda son muy buenos defensores de las libertades humanas, pero están contra la privatización. Los de la derecha son claros promotores de la libertad económica, pero están en desacuerdo con legalizar el aborto. Por que un partido liberal defiende la libertad como una sola, es decir, toma ambas libertades y las junta como debe ser. No sería nada extraño que un liberal defienda el derecho legítimo de los homosexuales y lesbianas de casarse entre ellos. O que proponga la privatización de la justicia, educación y salud.

Así se expresa uno de los liberales con los que más me identifico del mundo mundial, y que hoy visita Madrid.

Para José Luis Tapia es esencial que los liberales se organicen en partido político. En eso estamos.

José Luis Tapia dedica una acertada y brillante frase a los que aconsejan (a los liberales con vocación política), integrarse en uno de los grandes partidos para supuestamente impulsar o fortalecer su hipotética “ala liberal”:

Un liberal es un animal político que enarbola banderas del individualismo emprendedor amante de la libertad, riqueza, justicia, y paz, no un mendigo que anda buscando la mejor coyuntura a donde arrimarse en casa ajena.

Pues eso.






6 Comentarios:

Blogger Juicio Final escribe...

¿"Los de la izquierda son muy buenos defensores de las libertades humanas"?!

3:23 p. m.

 
Blogger Juicio Final escribe...

Sigo flipando.

8:25 p. m.

 
Blogger JJ.LL. escribe...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

10:30 p. m.

 
Blogger Nipho escribe...

También me gustaría preguntarle a José Luis Tapia por lo que él entiende exactamente por "libertades humanas".

En todo caso creo no equivocarme al afirmar que el peruano se refiere exclusivamente a esas libertades que unos llaman "morales" y otros "individuales" (mal llamadas probablemente en todos los casos) y que un amigo libertario llama "corpóreas" y que son todas aquellas que la izquierda sociológica :-) a diferencia de la "derecha tradicional" no quiere sancionar o penalizar: Divorcio, aborto, consumo drogas, relaciones homosexuales...

En JJLL decimos en ocasiones que estamos a la "izquierda" de IU en todo lo que no es economía y a la "derecha" del PP en lo que es economía, jejejeje...

Ya sabes que los liberales con vocación política tendemos a simplificar en exceso ;-)

En todo caso, yo pondría lo de "libertades humanas" entre comillas. De lo contrario, estoy contigo, que es un poco flipante.

Un saludo cordial.

10:39 p. m.

 
Blogger jahd escribe...

Discrepo algo de ese concepto de "libertades humanas". ¿Acaso disponer libremente de los frutos del trabajo no es una libertad humana? Creo que se yerra cuando se separa libertad económica de libertad humana: una sin la otra no son posibles.

Pero incluso llegando a entender el matiz que se pretende con la frase, eso de que la izquierda defiende las "libertades humanas" es bastante dudoso. La defensa del aborto puede degenerar, y así ha ocurrido, en la eugenesia (y no hablamos de ningún régimen totalitario, sino de la socialdemócrata Suecia). La defensa de la eutanasia ya ha llegado al asesinato de niños. ¿O cómo se llama a la muerte intencionada de un bebé de un año? Pero siendo benevolentes, las restricciones a la libertad económica que propugna la izquierda, ¿no atentan contra las libertades humanas en forma de paro y marginalidad, incluso hambre y muerte? O en el tema de las drogas, ¿defiende de verdad la izquierda el libre consumo de esas sustancias?

Si nos vamos a la derecha, tampoco veo una auténtica defensa de la libertad económica: veo amiguismo y compadreo, proteccionismo, subvenciones y aranceles, sellos de calidad y denominaciones de origen.

En la frase de resumen veo otra posible incoherencia: un liberal, ¿luchará antes por el matrimonio homosexual, o por la privatización de la institución?

Lo que sí suscribo es la conclusión: tratar de influir desde los grandes partidos es mendigar. Que se lo digan a Solbes y a Rato.

11:09 p. m.

 
Blogger Nipho escribe...

No seremos justos haciendo una causa general contra toda la izquierda. Digo más, hay una izquierda por así llamarlo "sociológica" que ha plantado cara acertadamente en alguns cuestiones a la "derecha tradicional" defendiendo posturas liberales. Me refiero por ejemplo a la batalla por la despenalización del divorcio.

Es conveniente recordar que hace sólo "cuatro días" la derecha democristiana europea (los Buttiglione) anunciaban los peores desastres en el caso de despenalizar el divorcio. Hoy lo hacen de manera superlativa con el aborto, la eutanasia, los matrimonios homosexuales, la libertad de investigación científica... Vamos, que están crecidos.

Puede que en 2004 parezca "demode" la batalla por la despenalización del divorcio (tienes razón que ahora la batalla liberal debería ser la "privatización" del matrimonio") pero en 1974 la izquierda y los liberales jugaban en el mismo equipo.


Hay batallas, hoy igual que en 1974, en la que los liberales podemos coincidir sin problema con gente que puede considerarse de izquierdas.

Nuestro rollete de la transversalidad, vamos. :-)

8:00 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Inicio