<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9252516\x26blogName\x3dRadicalmente+Liberal\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://radicalmenteliberal.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://radicalmenteliberal.blogspot.com/\x26vt\x3d338769572517742805', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

19.5.06

Rompe el carné del PSOE

Estimado amigo y militante socialista:

Me consta que eres partidario una política alejada de la actual en materia de drogas y que has sido firmante del manifiesto antiprohibicionista del PRT. Me consta, también, que eres un progresista fuerte y no un progre de pacotilla. Te revienta la represión fascistoide-corcuerista de los gobernadores de tu partido/gobierno. Me lo has dicho.

Amigo, después de leer esta noticia deberías romper el carné de tu partido, como hizo tu padre, ejemplar profesor, cuando el homenaje a Vera, aquel chorizo y secuestrador de un anciano* inocente.

Además, amigo socialista, te espera otra Rosa.




----------

*Durante todo el secuestro, Marey tuvo la cabeza tapada con una capucha, que le alzaban sólo para que comiera. Pasaba el día sentado en una especie de tabla o poyete, salvo algunos momentos en que daba pequeños paseos. Dormía en una cama junto a la pared. Esa situación provocó en él un "estreñimiento rebelde", hundimiento de la resistencia física, debilitamiento de la masa muscular, pérdida de siete kilos de peso y una reacción de terror con neurosis que le hacía desear la muerte. Además, bronquitis crónica, descarga de la bomba lacrimógena, conjuntivitis, cardenales, escoriaciones y sabañones.