<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9252516\x26blogName\x3dRadicalmente+Liberal\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://radicalmenteliberal.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://radicalmenteliberal.blogspot.com/\x26vt\x3d338769572517742805', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

24.2.06

Eduardo Punset 2.0


Es la hora de las pequeñas plataformas sutiles, de las redes y de la ciberpolítica. Esto Punset lo decía y lo sabía antes que nadie. Por ello experimentaba desde un garaje con nuevas fórmulas de hacer política.

Punset visitó un día el parque eólico de La Muela y predijo las claves de la Política 2.0 cuando todavía no existía google. Sus ideas se esparcieron por el aire... pero no contaminaron el sólido edificio de la partitocracia.

Punset hoy no encontraría sitio en la política de trinchera y en el crepúsculo político-virtual de los matices... En aquellas elecciones (1994) obtuvimos el 0,99% de los votos. Los lúcidos anticipadores no son los inteligentes administradores, pero juegan en el mismo equipo.

Felicidades.

2 Comentarios:

Blogger Juan Pina escribe...

Muy correcta la apreciación, con algunos matices. Yo también estuve en aquellas elecciones, hice campaña... conocía ya de antes a Punset. Su ideario es en general aceptable para el liberalismo libertario y para el liberalismo radical. Pero su egocentrismo y su megalomanía hacían inviable todo. Con el pasaba lo mismo que con Suárez: era demasiado´"líder" y demasiado poco "dirigente". Por ello tras aquel 0.99 % desapareció, como antes Suárez. A lo mejor lo que haría falta, si por fin nos lanzáramos a crear un partido liberal como es debido (un sueño que deberíamos lanzarnos a hacer realidad), sería evitar este tipo de líderes. Que inspiren, que escriban, que vengan a dar una charla y que se les presente a según qué cargos, vale. Pero que por nada del mundo recaiga sobre ellos la responsabilidad de dirigir un proyecto político, porque lo sacrificarán siempre a sus intereses inmediatos.

Me encantaba una frase suya: "no estamos ni en la derecha ni en la izquierda, estamos delante". Cuánta razón tenía y cómo la perdía con sus golpes de pecho intelectuales. A nadie le he oído decir tantas veces seguidas "yo" durante una conversación...

6:45 p. m.

 
Blogger Juan Pina escribe...

Una cosa más: gracias a haber perdido esas elecciones Punset tuvo que replantearse su propio futuro y terminó haciendo un excelente programa de televisión. Redes es de lo poco que vale la pena ver... si no fuera, una vez más, por su yo yo yo yo yo YO...

6:46 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Inicio