<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9252516\x26blogName\x3dRadicalmente+Liberal\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://radicalmenteliberal.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://radicalmenteliberal.blogspot.com/\x26vt\x3d338769572517742805', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

17.12.05

Larga vida al Partido Radical

Celebramos estos días el 50 aniversario del partido de Marco Pannella (junto con Churchill el político del S.XX al que más admiro). Un político de acera aparentemente contradictorio. Es el necesario regate corto del político de grandes principios que quiere sobrevivir entre la jauría partitocratica. Pues bien, estos días especialmente atareados me venían a la cabeza, cuando pensaba en el post que escribiría con motivo del 50 aniversario del Partido Radical, dos textos muy concretos. Uno era el discurso que Pier Ferdinando Casini, el líder de la democraciacristiana italiana, dedicó a los radicales en su último congreso transnacional:

Querida Emma, Querido Marco:

La historia del Partido Radical es una antigua historia de lucha por la libertad, el derecho, la legalidad y la democracia.

La apuesta que lanzasteis hace ahora ya diez años de dar vida a un partido transnacional y transpartido -con sus dificultades y sus contradicciones- os ha convertido en protagonistas de campañas de gran valor, como la llevada a cabo en favor de la institución del Tribunal Penal Internacional permanente para los crímenes de guerra y contra la humanidad, la realizada por la abolición de la pena de muerte en el mundo o, más recientemente, ésa otra contra las mutilaciones de los genitales femeninos, que afecta a los derechos humanos fundamentales de cientos de millones de mujeres en todo el mundo.

La presencia en este congreso de exponentes de minorías étnicas, políticas o religiosas que en los cinco continentes ven cómo son violados sus libertades y derechos es para vosotros una gran responsabilidad, mientras que para ellos representa un motivo de esperanza a la hora de recibir mayor atención por parte del Occidente democrático. Por eso sigo atentamente vuestro proyecto para crear una Organización Mundial de las Democracias que pueda involucrar a los países libres en una obra concreta de promoción de la libertad y la democracia y que acompañe a un proceso positivo de globalización económica que, entre muchas dificultades e incongruencias, está creando nuevas ocasiones de desarrollo y de promoción humana. No se si un proceso de este tipo tiene posibilidades de ponerse en marcha y en que condiciones, pero creo que en estos difíciles primeros años del nuevo milenio, la búsqueda de un nuevo multilateralismo, no sólo en la propia sede de las Naciones Unidas, debe comprometer a todos aquéllos que, desde gobiernos a fuerzas políticas, sin olvidar la amplia galaxia de las Organizaciones No Gubernamentales, creen en la opción en favor del derecho y de la democracia como una auténtica arma estratégica para desarmar y desterrar la violencia terrorista.

A vosotros, que a menudo en solitario e incomprendidos, habéis llevado a cabo batallas difíciles, os deseo lo mejor en vuestro trabajo.

Pier Ferdinando Casini levanta(ba) la cabeza a lo Zidane, antes de volver al regate corto del "día a día" político, para sentenciar: La historia del Partido Radical es una historia ejemplar de lucha por la libertad, el derecho, la legalidad y la democracia.

Las otras palabras que he recordado estos días al leer varios artículos dedicados al 50 aniversario del Partido Radical son las que Dangerfield dedicaba en 1935 al viejo Partido Liberal británico: “aquel sumamente moral, generoso, dispéptico, aquel completamente indefinible organismo conocido como Partido Liberal. Fue una gran cosa.”

Lo es ahora el Partido Radical. Y lo seguirá siendo por muchos años con la ayuda activa de todos sus amigos.

Felicidades y larga vida al Partido Radical!!