<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9252516\x26blogName\x3dRadicalmente+Liberal\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://radicalmenteliberal.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://radicalmenteliberal.blogspot.com/\x26vt\x3d338769572517742805', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

4.11.05

La tentación del pragmatismo (I) o el desencanto de J.A

Hoy me he tomado un café con mi amigo J.A. Un político de la liga de aficionados, donde abundan los principios, y una persona de la división de honor. Uno de tantos locos que ha gastado demasiado tiempo/dinero en el sueño del “tercer partido”. Aquel partido intermedio entre socialistas y conservadores que evitase, entre otras cosas, que los partidos nacionalistas monopolizaran el papel de bisagra. Yo hace años que perdí la esperanza, pero J.A la ha mantenido hasta hace bien poco. Yo le hablaba hasta hace unos meses del “cuarto partido”, del partido rebelde y liberal-libertario que lejos de aspirar a ser bisagra se “conformase” con ser el “aguijón inconformista” que prendiera a base de activismo político en la vieja alma ácrata española (MP dixit)

J.A era muy escéptico sobre las posibilidades del “cuarto partido liberal-libertario”. Era el mismo escepticismo con el que contemplaba yo sus sueños tercerpartidistas. Un partido bisagra decía el tío! Después de los lloros y risas (flojas) que compartimos en nuestra corta y agridulce etapa conjunta en el CDS. Tenemos ya una confianza, amigo. Abusando de esa confianza te digo: pero tú te piensas que estamos en Dinamarca o los Países Bajos (un amigo de D66 nos rectificaba siempre que hablábamos de Holanda). Allí tienen un par de partidos liberales en sus parlamentos y hasta los minoritarios liberal-libertarios están muy organizados. Esto es España, coñe!

Aquí estamos ahora, tú y yo, a cinco minutos de dar la razón a los que nunca se la hemos dado. Coño, joder, cagonlaleche (Tola dixit), anda que no hemos mirado de arriba abajo a todos esos buenos amigos y familiares que nos decían: Lo vuestro no tiene posibilidades reales. Sólo os queda influir en el PP o en el PSOE.

¿Influir?

1 Comentarios:

Blogger Isidoro escribe...

Mientras la ley electoral siga como está, lo del tercer partido aquí es como lo de Naeder en EEUU. IU es un milagro que desvanece. ¿Un consejo? Concentrar esfuerzos en varias circunscripciones grandes y esperar a tener los 150.000 votos necesarios para arañar un escaño. Pero en Madrid o Barcelona....

11:16 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Inicio